Economía

Más de 1.200 cisternas de combustible están varados en cuatro países por falta de carga

FUENTE: LA RAZÓN.

El dirigente Lino Huanca informó que su sector tiene más de 500 cisternas parados en Mollendo, Perú; 300, en Iquique y Arica, Chile; 200 en Argentina y otras 200 en Asunción, Paraguay.

Cerca de 1.200 camiones cisternas están varados en ciudades de Perú, Chile, Paraguay y Argentina a la espera de cargar gasolina y diésel para trasladarlo al país. Así lo denunció el secretario general del Sindicato Unión de Conductores Asalariados en Combustibles Internacionales, Lino Huanca.

En entrevista con La Razón Radio, el dirigente informó que su sector tiene más de 500 cisternas parados en Mollendo, Perú; 300, en Iquique y Arica, Chile; 200 en Argentina y otras 200 en Asunción, Paraguay.

Según Huanca, la razón por la que los camiones no pueden cargar combustible es porque el Gobierno, a través de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), no hizo los pagos correspondientes de carburantes.

“Las empresas proveedoras indican de que Yacimientos no ha cancelado. Hay combustible, pero YPFB no está cancelando”, añadió.

Además, lamentó que sus colegas en las fronteras se encuentran desesperados debido a que muchos de ellos padecen enfermedades. Incluso, algunos están preocupados porque están por vencer sus permisos.

Reclamó que la espera en los límites del país expone a sus compañeros a robos, asaltos y otro tipo de inconvenientes. “Hay mucha desesperación de los choferes. Es una situación muy estresante”.

Por ello, afirmó que su sector solicitará una reunión interinstitucional para analizar qué medidas y soluciones se van a adoptar ante el conflicto. “Estamos solicitando para que se convoque a una reunión y aclarar varios puntos. Nos sentimos muy afectados, no hay estabilidad laboral para nuestro sector”.

Solicitó a la empresa estatal cancelar todos los pagos para que sus colegas de trabajo carguen carburantes y retornen al país con normalidad. “Que YPFB termine de pagar los costos de productos”, demandó Huanca.

En abril, cinco choferes fallecieron cuando esperaban cargar carburantes en las fronteras por más de 20 días. Luego de eso, el presidente de YPFB, Armin Dorgathen, deslindó responsabilidad de la estatal petrolera y señaló que era un problema entre privados.