Tarija

Dos niños de 11 y 5 años escapan de su casa en Tarija por constantes golpes

FUENTE: LA VOZ TARIJA.

En una situación que ha conmocionado a la comunidad, dos menores de edad fueron reportados como desaparecidos por su padre, solo para descubrirse que los niños estaban escapando de un entorno de violencia familiar. Waldo Tarifa, asesor legal de la Alcaldía de Tarija, explicó que la intervención rápida y coordinada de las autoridades permitió garantizar la seguridad de los menores y brindarles el apoyo necesario.

«El padre denuncia la desaparición de dos menores de edad. En ese sentido, se logra ubicar a los menores y, en contacto directo con ellos y el personal técnico de la Alcaldía, ellos refieren que no se hubieran perdido sino al contrario, estaban escapando de los hechos de violencia generados por el padre de familia,» informó Tarifa. Los menores, de 11 y 5 años, habían huido para evitar la violencia física y psicológica infligida por su propio padre.

La situación fue tratada con la máxima seriedad por las autoridades locales, quienes activaron de inmediato el sistema de protección de menores. «Estamos hablando de violencia física y psicológica,» subrayó Tarifa, indicando que el bienestar de los niños era la prioridad. La Alcaldía, a través de su equipo de trabajo social, se movilizó para buscar una solución segura y adecuada para los menores.

El enfoque de la Alcaldía incluyó la búsqueda de una familia ampliada que pudiera ofrecer un entorno seguro para los niños. «Se ha activado el sistema de protección mediante trabajo social, buscando familia ampliada,» explicó Tarifa. En paralelo, la unidad de la Alcaldía trabajó en coordinación para garantizar que la madre de los menores, quien también podría estar en situación de riesgo, recibiera protección adecuada. «Al mismo tiempo, en coordinación con la unidad de la Alcaldía, se ha posibilitado que la madre de estos menores vaya a vivir con la tía de los menores porque hay la posibilidad de que ella también sufra violencia y es una persona con discapacidad,» detalló.

La situación de la madre añade una capa de complejidad al caso, ya que ella es una persona con discapacidad y podría estar igualmente expuesta a la violencia doméstica. La solución propuesta por las autoridades no solo busca proteger a los niños sino también brindar un entorno seguro para la madre.

Este caso pone de relieve la importancia de la colaboración interinstitucional y la necesidad de una respuesta rápida y efectiva ante situaciones de violencia familiar. La intervención oportuna de la Alcaldía de Tarija y la activación del protocolo de protección han sido cruciales para garantizar la seguridad de los menores y su madre.

La comunidad de Tarija sigue de cerca el desarrollo de este caso, que destaca la importancia de denunciar y actuar ante cualquier indicio de violencia doméstica. Las autoridades reiteran su compromiso de proteger a los más vulnerables y asegurar que cada niño y familia en riesgo reciba el apoyo necesario.

La historia de estos dos menores es un recordatorio poderoso de la necesidad de mantener un sistema de protección fuerte y eficaz, que pueda responder de manera adecuada y rápida ante cualquier situación de violencia familiar, garantizando así la seguridad y el bienestar de los niños y sus familias en Tarija.