Ciencia y Tecno

Una mutación da lugar a un nuevo tipo de gato, según científicos

FUENTE: DW.

Los sorprendentes gatos “regaliz salado” o “salmiak” son el resultado de una mutación única.

Un grupo de investigadores en Finlandia ha descubierto una nueva variedad de gato que posee una característica peculiar: un pelaje estilo esmoquin blanco y negro que, sorprendentemente, cambia gradualmente de negro a blanco desde la base hasta la punta del pelo. Esta singularidad ha llevado a los científicos a llamar a este fenotipo «salmiak», en referencia a un tipo de regaliz salado muy popular en Finlandia. La investigación, publicada en la revista Animal Genetics, sugiere que esta variante se debe a una mutación genética inédita.

El primer avistamiento de estos gatos se remonta a 2007 en el centro de Finlandia, donde los lugareños comenzaron a notar la presencia de gatos con esta inusual coloración. Estos gatos, además de su distintivo pelaje, suelen tener colas blancas o casi blancas y ojos de color amarillo o verde. El efecto del patrón «salmiak» es más notable en gatos de pelaje negro, pero también se ha observado en gatos de otros colores.

Debido a su vistoso pelaje, estos gatos no tardaron en ser adoptados y convertirse en compañeros domésticos. Pero ¿qué es lo que hace único a su pelaje?

Coloración salmiak en gatos
Coloración salmiak en gatos. Características distintivas: patrón esmoquin (bicolor) sin alelos de manchado blanco y gradación del pigmento hasta ausencia en las puntas del pelo. Manchas de color primario en zonas blancas y una punta de cola pálida. Foto: Anderson et al.

Nueva variante: gatos «salmiak»

Investigadores tomaron muestras de sangre de cinco gatos «salmiak» y analizaron el ADN de cuatro. Aunque inicialmente no hallaron mutaciones conocidas que justificaran el color del pelaje, la secuenciación del genoma completo reveló una deleción en el gen KIT, esencial para la coloración en diversos animales.

Para profundizar en sus hallazgos, los investigadores analizaron la genética de 180 gatos finlandeses, incluyendo algunos con el fenotipo «salmiak». Descubrieron que los gatos con dos copias de la mutación presentaban el patrón distintivo, mientras que otros gatos sin el patrón tenían una sola copia o ninguna. Esto no solo confirmó que la mutación es probablemente responsable del distintivo color del pelaje –los investigadores sugieren que la nueva variante identificada sea designada como wsal, en referencia a «w salmiak»–, sino que también es recesiva, requiriendo que ambos padres porten al menos una copia de la variante para que un gato sea «salmiak».

Este descubrimiento no solo arroja luz sobre la genética del color del pelaje en gatos, sino que también subraya la diversidad genética dentro de las poblaciones de gatos domésticos. Si bien aún es incierto si el gato salmiak será reconocido oficialmente en los registros de gatos con pedigrí, su distintivo pelaje ya ha ganado un lugar en los corazones de los amantes de los gatos.