Internacional

Cinco ataúdes aparecieron al pie de la Torre Eiffel con un inquietante mensaje: “Soldados franceses al servicio de Ucrania”

FUENTE: INFOBAE.

Las autoridades insinuaron que el incidente, similar a otros ocurridos en los últimos meses, fue una maniobra del Kremlin para desestabilizar la sociedad francesa. Moscú condenó las sugerencias “rusófobas” de que estaba implicada

Tres personas fueron detenidas en Francia este lunes tras haber colocado presuntamente cinco ataúdes a los pies de la Torre Eiffel, monumento emblemático de París que ocupará un lugar destacado en los próximos Juegos Olímpicos.

Según funcionarios de la fiscalía de París, los tres -ciudadanos de BulgariaAlemania Ucrania– colocaron los ataúdes, cubiertos con una bandera francesa que incluía una inscripción que decía “soldados franceses al servicio de Ucrania”, cerca de la Torre Eiffel el sábado.

El motivo del incidente no estaba claro. Francia se encuentra en el máximo nivel de alerta antes de los Juegos Olímpicos de Verano que se celebrarán en París del 26 de julio al 11 de agosto y de la fastuosa ceremonia al aire libre en el río Sena.

El debate sobre el respaldo de Francia a Ucrania también se ha intensificado en las últimas semanas después de que el presidente Emmanuel Macron sugiriera enviar tropas para entrenar a los soldados de Kiev sobre el terreno. El Kremlin criticó las declaraciones, calificándolas de “peligrosas”.

El lunes, los tres hombres fueron interrogados por un juez de instrucción. La fiscalía pidió que se les acusara de violencia premeditada, dijeron los funcionarios a la agencia AP. La colocación de ataúdes a los pies del monumento de París, que visitan millones de turistas cada año, “se considera un acto de violencia psicológica” y causó a los empleados del monumento y a otras personas “incapacidad para trabajar”, dijeron los funcionarios. Hablaron bajo condición de anonimato debido a una investigación pendiente.

El conductor dijo a la policía que sólo había conocido a los dos jóvenes -que descargaron los ataúdes- la noche anterior. Los tres dijeron que estaban “en paro y necesitaban dinero”, dijo la fuente policial, añadiendo que el conductor recibió 120 euros (131 dólares) y los descargadores 400 euros cada uno.

Sin embargo, el juez de instrucción no presentó cargos, pero nombró a los tres testigos asistidos, un estatus especial según la ley francesa, dijo la fiscalía. Permanecerán en libertad a la espera de que prosiga la investigación.

Los ataúdes de la Torre Eiffel aparecieron después de otros extraños incidentes en los últimos meses que preocuparon a las autoridades francesas.

El mes pasado aparecieron pintadas con manos rojas en el monumento al Holocausto de París.

Y en octubre, poco después del inicio de la guerra entre Israel y Hamas, aparecieron plantillas de estrellas de David azules en edificios de París.

Las autoridades francesas acusaron a los servicios de seguridad rusos de suscitar la polémica en torno a las estrellas. El Ministro de Asuntos Exteriores francés, Stéphane Sejourne, declaró que en ambos incidentes participaron personas pagadas para desestabilizar y abrir brechas en la sociedad francesa.

La embajada rusa en Francia dijo el martes que no interfiere en el país y condenó las sugerencias “rusófobas” de que Moscú estaba implicada en los ataúdes.

En un comunicado, la embajada dijo que “expresa una protesta decisiva contra la última campaña rusófoba desatada por los medios de comunicación franceses” y dijo que “Rusia no ha interferido y no interfiere en los asuntos internos de Francia”.