Economía

El kilo de tomate en Argentina se vende hasta en $us 8.91 y miran a países vecinos para importar este alimento

FUENTE: UNITEL.

Las heladas en Argentina afectaron la producción del tomate y con ello el precio de este alimento sufrió un incremento considerable en ese país. Dependiendo de donde se lo compre, cuesta entre 5.000 a 8.000 pesos argentinos por kilo

Tras las protestas de los hogares en Bolivia a causa del precio del tomate, medios de Argentina informan que en ese país un kilo de tomate llega a costar hasta 8.000 pesos argentinos (8,9 dólares) y por ello se han visto en la necesidad de importar este producto desde Brasil y Chile.

“El precio del tomate subió por encima del 200%, dejando al kilo de producto entre los 5.000 y los 8.000 pesos. Este último precio, muy similar al de un kilo de carne vacuna”, informa el portal Página 12, que explica que la variación depende del lugar donde se adquiera este alimento.

Este medio agrega que a finales de abril este producto se vendía a unos 2.500 pesos argentinos (2,78 dólares); sin embargo, las heladas que se registraron de manera anticipada, dejaron varias hectáreas de este alimento sin madurar.

“A raíz de eso está entrando mucho producto importado, sobre todo en las zonas limítrofes”, señala el reporte.

En Bolivia el excesivo incremento de este producto también ha generado protesta de las amas de casa. En mercados de La Paz, Santa Cruz el kilo de tomate llegaba a costar cerca de Bs 7; sin embargo, ahora lo compran hasta en Bs 18, en Cochabamba la cuartilla estaba entre Bs 16 a 20 y ahora se lo encuentra hasta en Bs 45.

Pese al alza en Bolivia, los precios son inferiores a los que se cotiza el tomate en Argentina, de hecho, según el Gobierno, es uno de los países hacia donde sale de contrabando este alimento.

“En Bolivia hay precios muy bajos y es por eso que se están llevando estos productos a Argentina, Perú, Chile y Brasil por vía de contrabando”, dijo Mollinedo.

Bolivia y Argentina comparten una frontera de más de 700 kilómetros con puntos de alto intercambio comercial. Uno de esos lugares es Bermejo, donde un equipo de prensa de UNITEL evidenció que pobladores del vecino país llegaban hasta este punto para adquirir insumos de limpieza, prendas de vestir, pero también alimentos como arroz y fideos.