Internacional

Una agente de policía de Mississippi fue despedida tras ser acusada de compartir un video sexual con otros funcionarios

FUENTE: INFOBAE.

Ivana Williams enfrentará demandas por varios millones de dólares después de distribuir un clip íntimo sin consentimiento

El caso del despido de la policía Ivana Williams en Mississippi captó la atención pública debido a las acusaciones de conducta inapropiada y la controversia legal que ha dejado. La mujer, una agente de la patrulla de caminos del estado, fue separada del cargo en febrero después de haber sido acusada de grabar un encuentro sexual con otra mujer y de compartir el video con otros oficiales, según New York Post.

Las acusaciones contra Williams incluyen el envío de fotos explícitas de sí misma a varios oficiales superiores y el uso de su teléfono estatal para visitar sitios pornográficos. La mujer no identificada en el video ha presentado una demanda civil contra la agente, reclamando 11 millones de dólares en daños. En la demanda, la víctima alega que la mujer prometió borrar el video, pero en lugar de eso, lo compartió sin su consentimiento.

El caso tomó un giro adicional cuando dos sargentos, Julius Hutson y Jeremy Lott, también fueron despedidos por supuestamente solicitar fotos obscenas de Williams y por violar el código de conducta.

La investigación del Departamento de Seguridad Pública de Mississippi determinó que Williams envió imágenes explícitas a sus superiores y que visitó sitios pornográficos en su teléfono estatal. En respuesta, la víctima en la grabación continúa afirmando que Williams la grabó sin permiso y distribuyó el video ampliamente.

Williams, por su parte, ha presentado una contrademanda de 20 millones de dólares contra la mujer, alegando que la denuncia original ha dañado su reputación y sus relaciones comerciales. La antigua agente se ha mantenido activa en las redes sociales, proclamando su inocencia y argumentando que su despido fue injusto. Según ella, otros oficiales han cometido actos similares sin enfrentar consecuencias comparables.

En una contrademanda, Williams busca 20 millones de dólares, alegando daños a su reputación y relaciones comerciales. (Ivana Williams)En una contrademanda, Williams busca 20 millones de dólares, alegando daños a su reputación y relaciones comerciales. (Ivana Williams)

The Independent señaló que el caso también ha presentado supuestos detalles perturbadores sobre la noche del incidente. La víctima, que se representa a sí misma en el litigio después de la retirada de dos abogados, alegó que no tenía pleno conocimiento de lo que ocurría debido a un estado de intoxicación extrema. A la mañana siguiente, se despertó consciente de que había ocurrido un encuentro sexual, aunque no podía recordar detalles.

Esperando su día en corte, la expolicía ha declarado públicamente que las acusaciones en su contra son infundadas y espera poder demostrar su inocencia. Sin embargo, la situación sigue evolucionando, y ambas partes se preparan para un enfrentamiento legal prolongado.

El caso es un recordatorio contundente de las complejidades y riesgos éticos dentro de las estructuras de poder, y plantea preguntas serias sobre la privacidad, el profesionalismo y la conducta esperada de los agentes encargados de hacer cumplir la ley.