Nacional

Arce reconoce que “agobia” el incremento de precios de la canasta familiar y atribuye la subida a la crisis climática

FUENTE: EL DEBER.

Un grupo de plataformas ciudadanas protestó este martes en La Paz con cacerolas vacías

El presidente Luis Arce admitió este martes que “agobia” en el país el incremento de los precios de algunos productos de la canasta familiar, pero aseguró que esa situación ocurre como efecto de la crisis climática.

Hoy quiero referirme a un problema que está agobiando a nuestra población y que se refiere a ese incremento que se está dando en varios precios de la canasta familiar que, por supuesto, se han exacerbado y que se han generado expectativas, lamentablemente, (…) en contra del pueblo boliviano”, dijo Arce durante su discurso por el aniversario 80 de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia.

Esta expresión del mandatario del país surge en medio de un incremento de precios de productos como el tomate, cebolla, arroz, entre otros, que generaron preocupación e incluso protestas, como las que protagonizaron la mañana de este martes algunos integrantes de plataformas ciudadanas en La Paz con cacerolas vacías.

“Lo que estamos viendo ahora es parte de la crisis del sistema capitalista, porque sencillamente es parte de la manifestación de la crisis climática que ya la hemos observado en nuestro país el año pasado y a principios de este año. Por lo tanto, no es ningún cuento cuando hablamos de la crisis climática”, agregó.

Según Arce, esta situación está pasando en toda América Latina y varias partes del mundo. Por ejemplo, “en Perú tienen el mismo problema con el tomate y otros productos, y donde los precios son mucho más altos (…) que los nuestros en el país”, continuó.

Sin embargo, aseguró que el Gobierno hará “todo lo necesario” para preservar el poder adquisitivo del salario de los trabajadores.

“Antes de viajar a Rusia, ya dimos algunas instrucciones que se han estado operativizando con resultados bastante alentadores. Sacamos nuestras ferias del productor al consumidor que están estabilizando y, en algunos casos, ya vemos descensos en los precios de la canasta familiar porque lo peor que puede suceder al pueblo boliviano es la especulación”, apuntó.